No hay plata para mercados, se me fue en asesorías.

Para los Villahermosunos es ya muy habitual, escuchar a su alcalde manifestar y quejarse de manera pública de “la difícil situación fiscal del municipio” por lo que en esta grave crisis nacional por cuenta del COVID-19, a la administración le es muy difícil adquirir mercados, kits nutricionales o diversas ayudas para mitigar, económica y alimentariamente de los mas necesitados de su municipio en ésta pandemia.

Pues bien, hasta aquí nada nuevo al consabido discurso y los señalamientos a terceros de cómo se encontró el municipio; sin embargo llega a sumarse a la desgracia del mandatario, una pandemia mundial que descuadra todo presupuesto y es aquí en donde como dice el argot popular “empieza Cristo a padecer”.

Digo esto, porque el discurso del mandatario se afianza aún mas en la critica y en tratar de justificar su poca ayuda oficial, por la carencia o precariedad de recursos municipales, para atender las necesidades del más humilde y desprevenido ciudadano o del comerciante, al qué le cayó como un baldado de agua fría, esta crisis mundial y a hoy lo tiene casi sumido en la miseria o al borde de la quiebra.

Se empieza entonces a escuchar un descontento generalizado por la ausencia de esas anheladas ayudas, o por lo que algunos se atreven a señalar “la repartija con los amigos o adeptos de campaña” y el desprecio o marginamiento de tales paliativos, para quienes son calificados despectivamente como los “contrarios”.

Todo lo anterior, tomado y basado en los relatos ciudadanos, los corrillos, las quejas ciudadanas en medios de comunicación y las publicaciones en redes sociales; nada comprobado por lo menos de manera oficial o sustentado ante autoridad competente, y hasta allí también se podría decir que todo es normal.

Pero oh sorpresa, salta la liebre y de qué manera!!! Cae otro baldado de agua fría, para acabar con la esperanza y tranquilidad de los villahermosunos; alguien saca de su prodigiosa manga lo que podría ser el florero de Llorente.

UN CONTRATO; sí, un muy cuestionado contrato y no precisamente de los que hoy también son noticia a nivel nacional: “la compra de mercados y ayudas humanitarias”, NO, la comunidad no sale del estupor y de su asombro, al enterarse que su alcalde el Dr. Cesar Restrepo, ha celebrado un contrato de prestación de servicios profesionales, pero no es para atender las necesidades urgentes que hoy son visibles en su municipio; es para “EL APOYO Y ASESORÍA A LA OFICINA DE LA SECRETARIA DE PLANEACIÓN Y OBRAS PÚBLICAS EN EL MARCO DE LA ELABORACIÓN DEL PLAN DE DESARROLLO MUNICIPAL 2020- 2023 DEL MUNICIPIO DE VILLAHERMOSA”.

Pero bueno alguien también podría afirmar, que cuál es el escándalo de la gente, si el municipio no ha parado o dejado de funcionar y se tiene que seguir trabajando en todas la áreas; y hasta allí, también se podría dar toda la razón, Sin embargo, lo que realmente deja más fríos a los villahermosunos, es la cifra que se la va a pagar a la profesional en Ciencias Sociales contratada: la bobadita de DOCE MILLONCITOS DE PESOS. SÍ, leyó bien ($12.000.000) MENSUALES.

Pero… téngase, no se me desmaye que solo es por DOS MESES, siii (2) meses; es decir que la señora contratista profesional en ciencias sociales INGRID ELIANA VARGAS TORRES, se ganará la suma de VEINTICUATRO MILLONES DE PESOS ($24.000.000) en tan solo SESENTA DÍAS (60) calendario, suma nada despreciable teniendo en cuenta que el propio alcalde, que tiene la responsabilidad de administrar todo el municipio, apenas devenga un salario mensual de aproximados CINCO MILLONES DE PESOS ($5.000.000) más viáticos.

No hay derecho, porque entre otras no se sabe si es que en la Villa no hay un perfil capaz de realizar esta labor, o es que definitivamente solo por fuera se consigue personal idóneo para los altos cargos del municipio, aclarando de antemano que los pergaminos de la contratista no están en discusión y que aunque sean tal vez  los mejores “NO son los más idóneos” ya que su perfil profesional no encaja o se ajusta específicamente a las labores que deberá realizar como contratista de Planeación Municipal, en tan corta fecha.

En lo personal, me asombré cuando me hicieron llegar el famoso contrato, porque hasta yo creí la versión de la carencia de recursos y hasta me solidarice con el mandatario por tal situación.

Ante lo anterior y con esta nueva realidad, el panorama abre los ojos de todos y la perspectiva cambia, pues también tengo claro que los principios generales que rigen las actuaciones de un mandatario en materia de planeación y buen gobierno son sin discusión alguna: la autonomía, ordenación de competencias, coordinación, consistencia, prioridad del gasto social, continuidad, participación, sostenibilidad ambiental, eficiencia, viabilidad, coherencia, complementariedad, transparencia, entre otros.

De igual manera, no entiendo y ojala alguien lo pueda explicar, el por qué el Alcalde del municipio Dr. Cesar Restrepo, quien es el máximo orientador de la planeación municipal, y como profesional en administración pública territorial; NO ha priorizado su gasto y su inversión en la atención primaria de sus conciudadanos; no entiendo el por qué se prefiere acudir tempranamente a la solidaridad ciudadana y a la contratación elevada de una asesora con un jugoso sueldo; en vez de ser sensatos y aplicar todo aquello que se pregonó en campaña y ahora como gobernante y en un gesto de responsabilidad social, NO se mal gaste el erario que es del pueblo y se invierta precisamente en ellos.

El pueblo, quienes son los que finalmente y de manera mayoritaria, lo eligieron fué para demostrar sus destrezas de un buen gobierno y no para malgastar lo que según el propio Señor Alcalde llama “los precarios recurso del municipio”.

No es justo que por ahora la comunidad en general tenga que estar apretando correa, a la espera que el alcalde aparezca en la palestra, con las ayudas departamentales o nacionales por ahora distantes y menos qué vean muy poco probable las ayudas de su propio mandatario, mientras que sus recursos, se van por entre los dedos de unos muy afortunados contratistas foráneos.

Pregunto a los villahermosunos, ¿qué es más importante en este momento?: 

  • Conseguir contratistas foráneos con un máximo de sueldo; ¿o exigir a la Secretaria de Planeación que cumpla con las funciones empleando al máximo su creatividad, la academia y el profesional del terruño?
  • Qué es más importante, gastar jugosas cifras en un solo contrato para elaborar un plan de desarrollo que muy seguramente deberá ser reajustado por cuenta de la crisis nacional; ¿o postergar esas contrataciones y en vez de ello, correr con esos recursos a tenderle la mano a los más necesitados de la ayuda de su gobernante? …

Que no es otra cosa que reinvertir en el pueblo, lo que es legitimante del pueblo…el erario público… 

Esta, es parte de la minuta del jugoso contrato, Ciudadanos saquen sus propias conclusiones:

Contrato celebrado el 1 de abril del 2020

Estudios previos del Contrato.

Impactos: 3936

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.