Multa millonaria a Postobón por publicidad engañosa.

La autoridad dijo que las campañas de “Jugos HIT” incentivaban el consumo de manera engañosa, pues la bebida no tiene suficiente porcentaje de fruta como para llamarla jugo.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) impuso una multa de más de $1.667 millones a la empresa Gaseosas Posada Tobón S. A. (Postobón) por falta de calidad, información inadecuada y publicidad engañosa en la promoción de los productos Hit.

Según la investigación de la autoridad, las proclamas “elige Hit, la fruta de verdad”, “lo mejor para la lonchera de tus hijos”, “me hace más fuerte”, “contiene dos veces más fruta que otros productos del mismo sabor de la categoría refrescos de fruta”, “al mejor precio”, “lo natural es un Hit”, entre otros, no solo contenían información inadecuada sino que estaban destinados a incentivar de manera engañosa el consumo de dicha bebida en niños, niñas y adolescentes.

Además, la empresa, según la Supercomercio, incumplió con la obligación de evitar el uso de imágenes, expresiones visuales o auditivas o representaciones que no correspondieran a la realidad del producto, en lo relacionado con sus características y la obligación de no exagerar su naturaleza u otorgarle al producto un valor inexistente.

“La información suministrada fue imprecisa al ser fragmentada y dispuesta de forma tal que, acompañada de los escenarios (espacios al aire libre, escenas de frutas, etc.) y textos transmitidos en letra grande (“hecho con frutas deliciosas”, “naturalmente”) distorsionó el mensaje anunciado con la intención de incrementar un valor natural que no tiene el producto promocionado”, dijo la SIC.

Entre los argumentos que justifican la sanción figuran: que el producto sólo contiene entre un 8 % y un 14 % de fruta y se adiciona con ingredientes artificiales, que el refresco es una bebida ultraprocesada que se elabora con pulpa en bajas cantidades con agua y aditivo, que al no ser un alimento equiparable con las frutas se le pueden atribuir los mismos beneficios, que no es del todo natural pues la mayoría de sus ingredientes son artificiales y que no hay estudios técnicos, científicos y/o académicos que comprueben que su consumo “es lo mejor” o que hagan a los niños más fuertes.

Cabe recordar que, por definición, los jugos son líquidos obtenidos por procedimientos de extracción a partir de las frutas sin ningún tipo de adición, sino solamente agua (Resolución 3929 de 2013).

Otra información desmentida en las campañas fue que el refresco de fruta Hit Mandarina tuviera dos veces más fruta que otros productos del mismo sabor y categoría o que fueran ciertas las características que se le atribuían en la publicidad. Respecto al Hit Maracuyá se determinó que no tenía “mucha más fruta” ni “50 % más fruta” sino el mismo porcentaje que el de sus competidores (12 %).

Tampoco se pudo demostrar que el precio del refresco de fruta Hit en la presentación familiar y/o litro fuera el menor al de otras marcas durante la época en que se anunció en el mercado.

La SIC aseguró que la decisión (Resolución 37544 de julio de 2020) es resultado de un proceso administrativo sancionatorio, donde se demostró la vulneración de los derechos que tienen los consumidores a recibir productos de calidad conforme a las condiciones anunciadas en la publicidad, recibir protección contra la publicidad engañosa y obtener información clara, veraz, suficiente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea sobre los productos ofrecidos.

Contra esta medida procede recurso de reposición ante quien profirió la decisión y/o el de apelación ante la Delegada Para la Protección del Consumidor.

Impactos: 18

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.