Ministro de Salud explicó el proceso de adquisición de vacunas en Colombia.

El ministro de Salud y Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, afirmó que el país «ya suscribió con el mecanismo Covax el contrato para adquirir vacunas para 10 millones de colombianos, equivalentes a 20 millones de dosis, con vacunas de dos dosis».

De igual manera se tiene convenios con Pfizer y AstraZeneca, por 5 millones de vacunas de doble dosis con cada farmacéutica, y con Janssen, por 9 millones más de única dosis, para un total de 29 millones de vacunas para cubrir inicialmente a la población priorizada, del total de más de 34 millones de colombianos sujeto de vacunación que permita generar inmunidad de rebaño en la población.

«En este momento estamos trabajando con otras farmacéuticas para tener otras vacunas», agregó el ministro. Además, recordó que Colombia está adquiriendo los biológicos a través de una aproximación de portafolio, es decir, tener diferentes tipos de vacunas para ser aplicadas en diferentes poblaciones y regiones del país.

Ningún país tiene la posibilidad de comenzar las negociaciones previas de acceso a los contratos de compra de la vacuna sin suscribir un acuerdo de confidencialidad, en atención a la información sensible que se está manejando. Si llegase a violarse esa confidencialidad, el país deberá atenerse a las sanciones y posible pérdida de la negociación y, por ende, de los biológicos.

Si bien Colombia cuenta una Ley de Transparencia y Derecho de Acceso a la Información Pública (Ley 1712 de 2014), esta tiene dos artículos que exceptúan al Gobierno Nacional de revelar información que afecte el interés general y en áreas de salud pública, como es el caso actual.

«De manera que nosotros, como funcionarios y entidades públicas, no estamos cometiendo ningún acto ilegal, sino, al contrario, estamos protegiendo al país», apuntó Ruiz Gómez.

Adquisición de vacunas

Para la escogencia de las vacunas el Ministerio de Salud hace un análisis de cuáles son los proyectos más avanzados en el mundo y las mejores opciones para el país al cumplir con los requisitos de seguridad y eficacia requeridos.

Para este fin se creó la Instancia Asesora, compuesta por el Ministerio de Hacienda, Departamento de Planeación Nacional, instituciones académicas y científicas del sector salud, la Academia Colombiana de Medicina y la Asociación Colombiana de Infectología, que tienen voz y voto en la discusión y escogencia. También, representantes de las secretarías de salud de todo el país.

Una vez se haga la escogencia, -explicó el ministro-, el Ministerio hace la solicitud de contratación a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para la compra de la vacuna seleccionada. Ese contrato es suscrito por la fiduciaria La Previsora, entidad del Estado con capacidad de contratación.

«En todo este proceso las entidades de control tienen la capacidad de participar, en la instancia asesora se les cursa invitación y, también, cuantas veces nos requieran la información, incluyendo los propios contratos se les pueden remitir para que ellos hagan el respectivo control», dijo y enfatizó en que los entes de control también deben respetar los acuerdos de confidencialidad mientras cumplen con su función.

El presupuesto asignado a la fecha para respaldar los acuerdos suscritos es de $1.537.883.767.930, aportados por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Impactos: 10

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.