Duque notifica cero tolerancia con conducta criminal de migrantes; el que delinca será deportado.

Un mensaje categórico envió el presidente de la República, Iván Duque Márquez a los migrantes venezolanos: No habrá tolerancia con cualquier conducta criminal o contraria a la ley. El que delinca será deportado inmediatamente.

Los pronunciamientos los hizo el jefe del Estado ante el retorno de cientos de ciudadanos venezolanos que habían regresado a su país como consecuencia de las medidas adoptadas en el territorio colombiano para contener la pandemia del Covid-19.

En efecto, pese a que la frontera con Venezuela sigue cerrada, desde hace un mes los migrantes comenzaron a regresar a Colombia través de cruces fronterizos informales.

Duque afirmó que en muchas regiones del país ha habido muestras de fraternidad y solidaridad con personas que llegan desde Venezuela, pero subrayó que no habrá tolerancia con cualquier conducta criminal o contraria a la ley por parte de migrantes.

Al término de una Revisión Estratégica de Seguridad en Montelíbano, en el departamento de Córdoba, organizado por la Consejería Presidencial para la Seguridad Nacional, el presidente advirtió: “Donde nosotros veamos que hay una persona que está violando ese principio de fraternidad que se les ha brindado en Colombia, será deportada de inmediato”.

Duque añadió: “En muchos lugares del territorio nosotros hemos visto el principio de fraternidad y de solidaridad con los hermanos y hermanas venezolanos que han llegado al país en los últimos años. Hemos entendido que muchos de ellos han salido huyendo de los estragos de la dictadura, que muchos han dejado su lugar de nacimiento, porque perdieron todas las oportunidades”.

Agregó que en el país, “con muchas dificultades, hemos tenido una visión fraterna frente a la problemática de la inmigración”.

“Pero yo quiero ser claro en lo que voy a transmitirles. La fraternidad es una manifestación que nosotros la hacemos a conciencia, pero vamos a tener siempre cero tolerancia con cualquier conducta criminal o contraria a la ley por parte de los migrantes en el territorio nacional”, expresó.

Por último, señaló que se fortalecerán cada vez más los controles en los puntos de frontera. “Mucho más en esta situación de Covid-19, porque la pandemia no se ha ido”, puntualizó.

Naciones Unidas estima que unos 5 millones de venezolanos abandonaron el país entre 2015 y 2019, principalmente hacia otras partes Sudamérica, para escapar del colapso económico. Este año, al menos 100.000 venezolanos regresaron a su país cuando la pandemia cerró negocios y dejó a quienes trabajaban como vendedores ambulantes informales sin poder ganarse la vida.

Los que regresaron dicen que fueron estigmatizados por el gobierno del presidente Nicolás Maduro por alimentar la enfermedad y terminaron en una existencia precaria que se vio empañada por apagones, delitos y escasez crónica de combustible.

Human Rights Watch en un informe de esta semana dijo que los migrantes retornados se han enfrentado a un trato abusivo por parte de las autoridades venezolanas, que incluye ser retenidos en hacinados centros de cuarentena y con acceso limitado a alimentos y agua.

Impactos: 3

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.