Defensa Civil emplea nueva estrategia para encontrar a Sara Sofía.

Después de que la madre de Sara Sofía diera la última versión sobre lo que pasó con la pequeña, las autoridades han estado 6 días seguidos en la búsqueda de su cuerpo en el río Tunjuelito.

Los equipos de la Unidad de Operaciones Especiales en Emergencia y Desastres de la Policía Nacional (Ponalsar), la Defensa Civil y los Bomberos, se han establecido en tres puntos diferentes a lo largo de todo el trayecto del afluente hasta la desembocadura en el Río Bogotá.

En la última versión que dio Carolina Galván, madre de la niña, aclara que el cuerpo fue arrojado al Río Tunjuelito por Nilson Díaz. Sara Sofía estaba envuelta en una cobija, de pies a cabeza, dentro de una bolsa de nailon blanca y amarrada con una pita color café. Sin embargo, Carolina asegura que no conoce la causa de la muerte de la menor, según ella, Sara murió mientras Díaz la cuidaba.

Al ver que los resultados eran escasos, la Defensa Civil optó por emplear una nueva estrategia. Decidió realizar un experimento el cual se llevó a cabo el pasado domingo, donde se arrojó al afluente un maniquí envuelto en una cobija, con un peso similar al de la niña Sara Sofía.

Ederley Torres, funcionario de la Defensa Civil, comentó “¿Con qué fin hicimos esto? Con el fin de poder establecer con el maniquí y el peso de la niña, el desplazamiento del cuerpo desde el RioTunjuelito hasta el sector donde ella podría haberse hundido o pudiese haber quedado atrapada en medio del lodo”.

Además, el funcionario agregó que “esta prueba la hicimos con el fin de poder determinar qué tan rápido avanza un cuerpo aquí en el sector del Río Tunjuelito o si por el contrario se hunde, y así pudimos detectar que efectivamente el maniquí avanza unos 150 metros, se hunde y se enreda en medio del lodo que tiene el Río. En una segunda prueba determinamos que, con otro peso, el maniquí avanza 70 metros y queda atrapado en el río, de acuerdo con la información recopilada por Revista Semana.

Por otro lado, la tía de la niña, Xiomara Galván, quien ha estado presente en todo momento de la búsqueda, pide a las autoridades que aumenten el personal y la tecnología de búsqueda en el río, ya que hasta el momento no se ve un avance en el caso que conlleve al paradero de la niña o esclarezca lo que verdaderamente sucedió.

Pero Xiomara aún conserva la esperanza de encontrar viva a su sobrina, Sara Sofía, pues como aseguran los cuerpos de búsqueda, aún no se han encontrado los restos de la niña en la zona. Aún así, ella persiste en su postura de no creer las versiones declaradas por Nilson y su hermana.

Impactos: 9

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.