Concejo aprueba Acuerdo que prohíbe venta de animales vivos en plazas de mercado de la capital.

El Concejo de Bogotá aprobó un proyecto de Acuerdo (el 318 y 319 de 2020), que prohíbe la comercialización de animales vivos en plazas de mercado y regula su comercialización en otros establecimientos. La medida pasa a sanción de Alcaldesa Mayor de Bogotá.

El Acuerdo ordena al Instituto para la Economía Social desarrollar una reconversión económica para las personas que ocupan 71 locales en los que se comercian animales vivos y de los cuales, 56 funcionan en el barrio el Restrepo, 7 en el 20 de Julio, 3 en Trinidad Galán, 3 en el 7 de agosto y 2 en Kennedy.

Para el efecto, la norma otorga un plazo de 5 meses para hacer la reconversión.

Según la concejal Andrea Padilla, el Acuerdo prohíbe definitivamente la venta de aves ornamentales en la capital.

Sin embargo, para definir cuáles aves entran en esta categoría, en el próximo mes la Secretaría de Ambiente deberá elevar una consulta ante el Ministerio de Ambiente. Una vez recibido el concepto la administración tendrá 12 meses para implementar la prohibición

De otro lado, debido a que el comercio de animales que se realiza en tiendas de barrio o en los locales que funcionan en la Avenida Caracas, al norte de la ciudad, solo puede ser prohibido por el Congreso, el acuerdo aprobado por el Concejo ordena al Instituto de Protección Animal y a las secretarías de Salud y Gobierno reglamentar estrictamente esta actividad, en un plazo de 4 meses, definiendo las condiciones locativas de tenencia de los animales y sus condiciones de salud y entrega”.

La concejal Andrea Padilla afirmó que la medida le pondrá fin al maltrato animal y a la insalubridad en Bogotá.

«La venta de animales en plazas de mercado es un fenómeno que, no solo viola los principios más elementales de bienestar animal por las condiciones inhumanas en las que son mantenidos animales de distintas especies, sino que pone en riesgo la salud de las personas por el fenómeno de contaminación cruzada”, advirtió.

Según la concejal en estos lugares es normal encontrar revueltos peces, aves ornamentales, patos, gallinas, pavos reales, perros, gatos, hámsteres, curíes, conejos, y hasta cerdos y cabras.

Subrayó que además en muchos de estos establecimientos se incurre en el delito de comercio de animales silvestres.

El acuerdo deja bajo la responsabilidad de las alcaldías locales y el Instituto de Protección Animal el control del comercio en las inmediaciones de las plazas de mercado, pues, alertó «es probable que esta actividad ilegal se exacerbe con la prohibición”.

Impactos: 14

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.