Barcos petroleros que transportaban combustibles de Irán a Venezuela son decomisados por EE.UU.

Estados Unidos incautó cuatro barcos petroleros que transportaban gasolina desde Irán a Venezuela.

Las embarcaciones que fueron retenidas sin el uso de fuerza militar, se dirigen ahora a la ciudad de Houston (Texas). Actualmente Venezuela vive una escasez de combustible, razón por la cual recurre a la ayuda del régimen iraní, que en junio envió cinco petroleros al país.

Ante el impedimento de renovar el suministro de combustible, el régimen venezolano raciona la poca cantidad que le queda disponible, cerrando estaciones de servicio a lo largo del país.

Según lo reportado por la agencia Bloomberg, unas 950 del total de 1.570 estaciones de gasolina que hay en el país, han estado cerradas o funcionando de manera limitada.

Las incautaciones se dan en este contexto de presión de la administración Trump a Irán y a Venezuela. De acuerdo a lo dicho por las autoridades norteamericanas, el objetivo no es solo evitar que Venezuela reciba el combustible, sino también privar a Teherán de esos ingresos. Adicionalmente, desincentivar futuros envíos.

“Las ganancias de las ventas de petróleo apoyan la gama completa de actividades nefastas de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, incluida la proliferación de armas de destrucción masiva y sus medios de entrega. Apoyo al terrorismo y una variedad de abusos contra los derechos humanos, en el país y en el extranjero”, afirmó Zia Faruqui, fiscal federal para el Distrito de Columbia.

Impactos: 14

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.