Ataque a cuchillo en una iglesia en Francia deja tres muertos y varios heridos.

Al menos tres personas han sido asesinadas y varias han resultado heridas tras un ataque con arma blanca dentro de una iglesia en el sur de la ciudad francesa de Niza, informan medios locales.

El ministro del Interior de Francia, Gerald Darmanin, señaló que se estaba llevando a cabo una operación policial en el lugar. Por su parte, el alcalde de Niza, Christian Estrosi, agregó que el sospechoso del atentado ha sido arrestado.

El alcalde de la ciudad agregó que según las pruebas recabadas hasta el momento, el incidente fue un «ataque terrorista».

El número víctimas mortales fue confirmado por las autoridades. Sin embargo, todavía no se han determinado las causas que movilizaron al agresor para cometer el crimen.

Varios usuarios de redes sociales han compartido videos del lugar en Internet.

Por otra parte, se presume que una mujer fue decapitada durante el ataque. La política de extrema derecha Marine Le Pen mencionó a los periodistas en el Parlamento francés en París que se había producido una «decapitación» en la tragedia de Niza. No obstante, esta información aún no ha sido confirmada oficialmente.

Estrosi aseguró que el presidente Emmanuel Macron viajará a Niza debido al ataque de esta jornada. Además, comentó a la prensa que el hombre sospechoso de llevar a cabo un ataque habría gritando «Allahu Akbar» (Dios es el más grande) incluso después de haber sido arrestado por la Policía.

Según medios locales, el cuerpo de una primera mujer fue encontrado dentro de la edificación religiosa, mientras que una segunda mujer había logrado refugiarse en un café cercano antes de perder la vida. La tercera víctima mortal del apuñalamiento sería un hombre.

La Fiscalía Nacional Antiterrorista (PNAT, por sus siglas en francés) ha tomado el caso y ha abierto una investigación por «asesinato en conexión con actividad terrorista», «intento de asesinato en conexión con una actividad terrorista» y «asociación criminal terrorista».

El ataque ocurrió alrededor de las 9 de la mañana (hora local) dentro de la catedral. Tras acudir al lugar, la Policía habría disparado contra el autor del crimen para poder neutralizarlo y lograr su arresto. No obstante, recibió tratamiento médico en el acto y fue trasladado al hospital.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, expresó su pesar ante lo sucedido. «Este dolor lo sentimos todos en Europa. Tenemos el deber de unirnos contra la violencia y contra aquellos que buscan incitar y propagar el odio», escribió en Twitter.

Por su parte, el Consejo Francés de Culto Musulmán condenó «enérgicamente el ataque terrorista» y pidió a los musulmanes del país europeo que «cancelen todas las festividades de la celebración de Mawlid», que este año tiene lugar el 28 y 29 de octubre, «en señal de duelo y solidaridad con las víctimas y sus familiares».

Mientras tanto, los diputados guardaron un minuto de silencio la mañana de este jueves en la Asamblea Nacional, poco después de que se perpetrara el atentado.

De otro lado, un hombre fue arrestado este jueves tras atacar a un guardia de seguridad del consulado de Francia en la ciudad de Yeda, en Arabia Saudita.

Según la agencia estatal saudita, citada por AP, el sospechoso habría utilizado una «herramienta afilada» para cometer la agresión.

Se detalla que el empleado de la misión diplomática sufrió heridas leves.

De momento no ha trascendido la identidad del detenido ni el motivo del ataque.

Impactos: 0

Comparte en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.